Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Se necesita una reforma del debate tributario multilateral en el marco de las Naciones Unidas: Alicia Bárcena

Secretaria Ejecutiva de la CEPAL participó en sesión sobre una nueva agenda tributaria global, en el marco de la Jobs Reset Summit organizada por el Foro Económico Mundial.

1 de junio de 2021|Comunicado de prensa

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, abogó hoy por una reforma del sistema tributario multilateral en el marco de las Naciones Unidas, durante la cumbre Jobs Reset Summit, organizada por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

La máxima autoridad de la CEPAL participó en la sesión “Una nueva agenda tributaria global”, en la cual se debatió sobre cómo una reforma del sistema tributario internacional puede contribuir a una recuperación económica sostenible e igualitaria, junto a Alex Cobham, Chief Executive, Tax Justice Network, y Stephen Carroll, Editor de Negocios de France 24.

En su participación, Bárcena destacó que “una nueva agenda tributaria global cobra mayor relevancia a partir del reconocimiento de la importancia de la política fiscal para promover un desarrollo sostenible e inclusivo. La crisis provocada por la pandemia COVID-19 ha exigido importantes esfuerzos fiscales para mitigar sus efectos los que probablemente deberán mantenerse en los próximos años. Asimismo, lograr una recuperación que avance hacia modelos de desarrollo compatibles con el cambio climático requiere de políticas públicas que promuevan inversiones en estos sectores. También la lucha contra la desigualdad requiere estructuras tributarias más progresivas que ayuden a la redistribución de ingresos”.

“Para que una reforma del sistema tributario global incorpore las necesidades de las naciones en desarrollo y las economías emergentes, especialmente de los pequeños estados insulares (SIDs), por ejemplo, las Naciones Unidas debiera ser el espacio principal para esta discusión”, enfatizó.

Con relación a la situación tributaria, Alicia Bárcena destacó que en un mundo globalizado reducir la evasión y elusión pasa por acuerdos globales que impidan a las multinacionales e individuos evadir a través de paraísos fiscales y transferencia de beneficios. En América Latina y el Caribe, la CEPAL estima que la evasión del impuesto sobre la renta y el impuesto al valor agregado generó una pérdida de US $ 325 mil millones en 2018, equivalente al 6,1% del PIB de la región. Asimismo, estimaciones de la CEPAL sobre los flujos financieros ilícitos en la región derivados de la facturación fraudulenta sugieren que muchos de estos flujos están vinculados a productos que forman parte de las cadenas de valor mundiales, lo que apunta a posibles abusos relacionados con los precios de transferencia.

En este sentido se mostró favorable a la propuesta para un acuerdo multilateral que establezca una tasa mínima global para el impuesto sobre la renta de las empresas lo que garantizaría que los impuestos se paguen donde se genera valor agregado y ayudaría a cerrar espacios para la evasión y elusión fiscal de las corporaciones multinacionales, mejorando la equidad y transparencia del sistema tributario global.

También argumentó que ha llegado el momento de un acuerdo fiscal global y regional sobre las industrias extractivas entre corporaciones y gobiernos de países desarrollados y en desarrollo para dejar de presionar a los países en desarrollo por regalías más bajas como una ventaja competitiva y evitar la “convergencia a la baja” (race to the bottom) con incentivos fiscales y exenciones fiscales, que limitan los ingresos públicos por regalías e instrumentos e inversiones relacionados a nivel de los países.

Los ingresos fiscales de la región por recursos naturales -exploración y producción de petróleo y gas y minería- oscilaban entre 0,1% y el 7,3% del PIB en 2019, lo que representa entre el 0,1% y el 22,4% de los ingresos públicos totales. “Dada la importancia de estos recursos y las extraordinarias ganancias que pueden generar, se debe buscar establecer marcos fiscales que permitan una mayor captura del valor creado a partir de su extracción”, planteó Bárcena.

Par abordar la desigualdad argumentó a favor de un impuesto sobre el patrimonio y otros impuestos sobre la propiedad los que contribuirían a mejorar la distribución de la riqueza, reduciendo las brechas de desigualdad y, al mismo tiempo, proporcionando ingresos adicionales.

En la reunión también se discutió sobre las negociaciones que se están realizando a nivel internacional esta semana en el marco del G7 y G20 para acordar mejoras en la cooperación tributaria y así promover una competencia más justa a nivel global. Sobre ese punto, Alicia Bárcena señaló que “que es central que estas discusiones avancen en reducir la evasión y elusión, aumentar la transparencia y el intercambio de información, y la instauración de un impuesto solidario de manera permanente para lograr un sistema fiscal justo y más transparente que contribuya a la transformación de la economía global”.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase